martes, 28 de octubre de 2008

La pregunta adolecente

¿En que carcel vive tu mente?
¿Cual verdad cree que persige?
¿A que prejuicios se somete?

Y sobre todo- ¿Cúanto cuesta la livertad, si es que esta vale la pena?

4 comentarios:

K dijo...

mi más aceptado y mal conflicto interno en estos dias son esos prejuicios que por más que tengo no dejo que me actuen a su manera , pero de todas formas dejo que me culpabilizen a su manera , y pos estoy arrestada en una carcel de gente grande para gente chiquita

Niña Monstruo dijo...

soy una adolecente.

Chiquita Violenta dijo...

creo que al final de cuentas todos terminamos siendo adolescentes.

ah, saludos a toooos

Ángel L. M. dijo...

yo nunca quiero madurar

bueno, no mucho