viernes, 20 de junio de 2008

Yerbabuena.

Es que no tiene nada que ver contigo.


Ni siquiera un cigarro quiere tomar mi boca
No hay comida que pueda tragar
no puedo entonar una nota
y la luz se me ha de acabar.
No quiero pensar que lo dije en voz alta
prefiero pensar que lo guarde para mí
yo no soy de las que hacen estás cosas,
y dicen las cosas nadamás por decir.
Yo sé que no puedes escuchar mi tristeza
ni siquiera yo estoy dispuesta a oir,
pero esque ya no puedo vivir con franqueza
y me queda simple y muy siempre mentir.
Lirios blancos no sé que significan
velas negras que se queden ahí
Hay un gato en el negro tejado
mancha blanca que yo quiero seguir.
Tal vez lloro porque puedo llorarlo
tal vez sigo porque puedo seguir
No comprendo el valor involuntario
de las fuerzas que me hacen vivir.
Si muy lejos viajara en mi mente
solo veo los rastros de ti
que me arrastran y me dicen con temple
que las cosas se quedan ahí,
no persigo ni a nada ni a nadie
yo te quiero no quiero a la tarde
yo me muero la boca me arde
me mareo y me siento en el aire,


con un vacio tan grande ,
un vacio tan grande,
que ni el mundo puede mirarme así.

3 comentarios:

Vєиєиø dijo...

muy armonico, me agradó
me dejo pensando lo de "Yo sé que no puedes escuchar mi tristeza"


(y cuando unos versos o minimo unas palabras te dejan pensando despues de leer un poema, creo q kiere decir q el escritor tuvo exito)

Abraxas Dall Domic dijo...

Diólogo:
- Tan bello como puede ser. Todos pueden verlo menos yo- dijo Abraxas al escuchar Terbabuena.

Ángel L. M. dijo...

se oye bonito si lo lees en voz alta x)