sábado, 2 de mayo de 2009

Nothing robs you of the desire to sleep more than a life that is intellectually active and physically passive


Que te han despertado y no sabes quién o qué fue.
Que has soñado de nuevo con colores inquietos que hacen que un niño con A.D.D. parezca un perezoso.
Que te dan vueltas ideas y ni siquiera sabes qué estás pensando.
Que quieres pensar en algo pero te dan vueltas muchas ideas.
Y luego hay luces, luces, luces que guían tus dedos, que los guían hacia bosques de ruidos etéreos.
Ruidos que no te calman pero no te alteran.
Ruidos que te hacen seguir.
Te alimentan.
Te mantienen despierto y no te dejan dormir.
Que investigas y no encuentras razón.
Que te dejas llevar por el corazón.
Que se te acelera el corazón y el miocardio siente la tensión.
Que se te olvidan todos tus problemas.
Ya ni sabes qué hora es.
[¿Qué importa la hora? Nadie está despierto.]
Es la eterna, única y efímera hora cuando todos duermen.
Todos menos tú.
No, yo.
Aquella hora que sirve para desgastarte.
Todas tus conductas autolesivas salen del plano físico y entran al mental.
Estás en una guerra contra el mundo.
El mundo eres tú.
Pero ¿qué cosas dices? No seas tan egocéntrico.
El mundo no eres tú.
Tú estás sobre el mundo.
Y uno acá abajo de plebeyo pasajero que simplemente quiere seguir andando el camino sin tomar un pestañeo.
Nada de descansos hasta que llegues hasta tu destino.
Nada de dormir hasta que puedas dormir.
Pero bueno, ya, dejaré de pensar en mí.

Ahora estoy pensando en ti y tengo sueño.
Ya me voy a dormir.
No me quedes mal; por favor visítame.
Visítame en mis sueños y deja un recado para que te recuerde.
Es que yo siempre olvido mis sueños.
Como olvido mis sueños, no sé lo que quiero.
Estoy en todas partes, olvidando que olvidé buscar mis sueños olvidados.

Me fui a buscar un vaso de agua.
Los vasos de agua se derriten a temperatura ambiente.
¡Es cierto!

2 comentarios:

yeya dijo...

tu rruru tutuu ruru (8)

Falocampsis dijo...

No le entiendo a la tonadita D:
¿De qué es?