jueves, 19 de marzo de 2009





En algún lugar tipo Persépolis el humor gráfico terminó por sacar mi licuado cerebro por la risa.
Memoria Premium recreaba esa aparente lentitud que las babosas épocas imprimían a todo cuanto aquello pasó por ellas
dejando un rastro.
Nunca escribas en la mesa de la cocina durante las transmisiones de Los Simpsons, decían, no sabes andar en bicicleta porque no eres capaz de manejar tantos estímulos al mismo tiempo:
Es la misma razón por la que a veces animales sólo aptos para una sola cosa
somos
dudando siempre de si grafitear esta pared
o no
o qué

estar libre es muy confuso.
u know what I mean.

2 comentarios:

espantapájaros dijo...

y yo estoy enfermo de albedrío
todos deberían leer érase un hombre pentafacico
deveritas que si

La Milagrosa dijo...

qué bueno que dices, para rentárselo al que quiera leerlo

:P

tequiero.