sábado, 31 de enero de 2009

Meláncolias Inéditas

Y entonces supe: yo no estaba allí
ni en ninguna otra parte
ni había estado nunca ni estaría.
Rosario Castellanos -Desamor-

No ocurro, como el personaje que olvidó el escritor una tarde.
El que debía tumbar el refresco de la dama para lograr que otro la limpiara
y ¡pum! se enamoraran.
Soy el personaje que falta en la escena perfecta
(que es perfecta porque me olvidaron)

No me transcurre el tiempo,
me pasa por encima y no envejezco, tampoco permanezco joven.
Estoy cansada, triste, olvidada, vista a través del cristal

No estaba ahí, no lo he estado.
Sigo calma pues no ocurre, no pasa mi existencia
sigo esperando ser escrita, ser descubierta
por el escritor sentenciado a muerte.

2 comentarios:

La Milagrosa dijo...

O
podría ser que sí
que te acabas de descubrir tú a ti.

Ángel L. M. dijo...

chidO