domingo, 9 de noviembre de 2008

Psicologia de la locura


cada cabeza es un mundo, de eso no hay duda, pero hay de mundos a mundos.

De esos fenómenos urbanos que se pasean por la calle Morelos hemos formado la cultura moderna de nuestra "humilde" ciudad, por que la cultura se hace en la calle no de la mano de los sociólogos.

a veces los ignoras, a veces es imposible hacerlo... pero algunas veces me pregunto que pasará por sus cabezas?

quien no conoce al Tecate Man? si es más nuestro que el cabrito

es todo un homenaje a la clase popular mexicana, los Simpson tienen a al Hombre Duff y nosotros a este respetable caballero.

Se le ve en todos lados, con su traje inigualable y su bicicleta extravagante, la cual no te pide nada a las motos de los Power Rangers.

¿Qué fenómeno extraño en la vida de un hombre lo orilla a la locura?

¿a quién se le dió la libertad de establecer los parámetros entre lo cuerdo y lo tocado?


Creo que todos tenemos algo de locos, todos en algún punto hacemos cosas fuera de lógica, todos tenemos dentro nuestro propio Tecate Man

6 comentarios:

Ángel L. M. dijo...

¡que viva la locura!

(¡y la tecate light!)

Héctor Mauricio dijo...

Todo esto se resume en la teoría de la delgada linea limítrofe entre la sandez y la prodigiosidad, y en casos como el tecate man uno no sabe si el es el loco o es el listo, y nosotros los idiotas.
jaja

Niña Monstruo dijo...

mira, tu hermano.

Lalo dijo...

una camisa fubu

Tiban dijo...

propongo que llevemos al tecate man a nueva york donde snobs intelectuales le den el tratamiento exagerado que se merece, los snobs intelectuales de monterrey estan muy ocupados fumando mota escuchando zoe asi que hay que tomar acción.

Beto dijo...

los snobs intelectuales de monterrey respondieron al llamado de tiban:
"
seeeeeeeeeh
limítrofeeeeeeeee
seeeeeeeeeeh
la mera ondaaaaaaaaa
prodigiosidaaaaaaaaaaaad weeeeeeeeee!
"